Esta operación ha sido posible después de que, a principios de este año, se eliminara DarkMarket, el mercado ilegal más grande del mundo en la web oscura, lo que dio acceso a la infraestructura criminal y proporcionó a investigadores de todo el mundo un "tesoro" de evidencias.

La Haya.- Un total de 150 personas fueron arrestadas y más de 26 millones de euros incautados durante una operación internacional contra el tráfico de drogas en la web oscura, en la que han participado varios países europeos, Australia, Estados Unidos y Reino Unido, anunció hoy la agencia Eurojust.

El operativo ha involucrado a nueve países y ha permitido la incautación de más de 26,7 millones de euros (31 millones de dólares) en efectivo y monedas virtuales, así como 234 kilogramos de drogas (anfetamina, opioides y pastillas de éxtasis) y 24 armas de fuego.

Entre los 150 sospechosos arrestados hay vendedores y compradores y Eurojust subraya que participaron en decenas de miles de operaciones de venta de productos ilícitos.

Las detenciones tuvieron lugar en Estados Unidos (65 personas), Alemania (47), Reino Unido (24), Italia (4), Países Bajos (4), Francia (3), Suiza (2) y Bulgaria (1), aunque las investigaciones continúan para identificar a más personas involucradas en el tráfico de drogas a través de cuentas en la web oscura.

Esta operación ha sido posible después de que, a principios de este año, se eliminara DarkMarket, el mercado ilegal más grande del mundo en la web oscura, lo que dio acceso a la infraestructura criminal y proporcionó a investigadores de todo el mundo un "tesoro" de evidencias.

Las autoridades italianas también cerraron los mercados de la web oscura DeepSea y Berlusconi, que contaban con más de 100.000 anuncios de productos ilegales, y cuatro de sus administradores fueron arrestados, con la incautación de 3,6 millones de euros en criptomonedas.

La operación, conocida como Dark HunTOR, se llevó a cabo en Australia, Bulgaria, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos, y el operativo ha estado también coordinado desde La Haya por Europol y Eurojust, las agencias de coordinación policial y judicial, respectivamente.