La Fiscalía ha abierto una investigación por estafa contra el fundador de Thodex, Faruk Fatih Özer, de 28 años, que el martes abandonó Turquía en un vuelo hacia Albania.

Estambul.- La policía turca ha detenido este viernes a 62 personas en el marco de la investigación sobre una posible estafa en la bolsa de intercambio de criptomonedas Thodex, que dejó de funcionar hace tres días dejando a cientos de miles de inversores sin acceso a su dinero digital.

La Fiscalía ha abierto una investigación por estafa contra el fundador de Thodex, Faruk Fatih Özer, de 28 años, que el martes abandonó Turquía en un vuelo hacia Albania.

Esta mañana, Turquía ha enviado a Interpol una notificación roja pidiendo la detención y extradición de Özer, al tiempo que la Fiscalía ha ordenado el arresto de 78 personas, de las que 62 ya han sido detenidas, informa la agencia turca Anadolu.

El ministro del Interior, Süleyman Soylu, ha subrayado, en una comparecencia ante la prensa, que la policía se ha incautado de 31 millones de liras (unos 3,7 millones de dólares) en las cuentas bancarias de Özer y que al entrar en Albania, el empresario sospechoso declaró a las autoridades albanesas que llevaba consigo unos 290.000 dólares.

Thodex, fundada con este nombre en 2019, era una de las bolsas de intercambio de criptomonedas más importantes en Turquía, con al menos 391.000 usuarios activos y un volumen de transacciones de unos 700 millones de dólares diarios en monedas como Bitcoin, Dogecoin u Holo, antes de cerrarse el miércoles pasado.

En un comunicado difundido ayer, tras estallar el escándalo, Özer aseguró que ha viajado al extranjero para reunirse con inversores y que la plataforma se ha paralizado momentáneamente tras detectarse "fluctuaciones anormales" que hacían temer un ciberataque.

El empresario fundador ha prometido volver "dentro de pocos días" para aclarar los hechos y restituir a los usuarios sus inversiones, tildando las acusaciones de "infundadas en gran parte".

Además, el comunicado tacha de "irracional" que la cantidad de dinero perdida por los inversores alcance unos 2.000 millones de dólares, como ha asegurado la prensa.

Tanto Soylu como el ministro de Exteriores turco,Mevlüt Çavusoglu, han hecho saber en Twitter que no conocían personalmente a Özer y que las fotos del joven empresario con ambos ministros, que circulan en las redes sociales, fueron tomadas en encuentros casuales o imprevistos.