La investigación comenzó el pasado mes de abril, cuando los agentes descubrieron que una menor se fugaba con asiduidad del centro donde residía.

ESPAÑA.- La Policía española ha detenido al rapero Saymol Fyly y otras 36 personas, la mayoría de nacionalidad dominicana, por la explotación sexual de diez menores de edad, a las que también obligaban a consumir y distribuir sustancias estupefacientes.

El cantante arrestado tiene más de 150.000 suscriptores en el canal de vídeos YouTube, informaron este lunes a EFE fuentes policiales.

Otro detenido es un hombre ecuatoriano de 65 años que está acusado de matar a otro de un puñetazo el 12 de agosto de 2021 en la capital de España.

Las víctimas están tuteladas por el gobierno regional de Madrid y la investigación comenzó el pasado mes de abril, cuando los agentes descubrieron que una menor se fugaba con asiduidad del centro donde residía.

Durante sus ausencias mantenía relaciones sexuales con personas mayores de edad a cambio de dinero o de sustancias estupefacientes.

Otras compañeras de esta menor también se fugaban con el mismo objetivo.

Los integrantes de la banda contactaban con ellas en redes sociales, se ganaban su confianza y, posteriormente, las utilizaban para ofrecer servicios sexuales a clientes a los que suministraban drogas.

En algunos casos las obligaban a distribuir ellas mismas las sustancias en patinete y, tras la entrega, eran agredidas sexualmente por los propios consumidores.

Una de las menores permaneció durante tres días encerrada en una habitación de una vivienda dedicada al narcotráfico en un barrio del sur de Madrid, donde era obligada a prostituirse.

En un momento de descuido, la víctima logró huir y pedir ayuda en un establecimiento comercial, desde donde se avisó a la Policía.

Las fuerzas de seguridad identificaron a todos los implicados, tres mujeres entre ellos, y desarrollaron una operación para su detención a finales del pasado año con unos 150 agentes.

La Policía se ha incautado de sustancias estupefacientes, un arma de fuego, un machete, dinero y material informático.

Los sospechosos están acusados de los delitos de agresión sexual, prostitución de menores, tenencia de pornografía infantil, detención ilegal y delito contra salud pública.