Simón R.F., de 36 años, es investigado como el principal sospechoso del hecho, pues se conoció que vivía con su abuela y estuvo en la vivienda horas antes de que la anciana y el bebé fueran hallados muertos.

REDACCIÓN.-  Un hombre que era buscado por el asesinato de su abuela de 74 años y de su sobrino de seis meses fue detenido por la Policía Boliviana, informó este domingo la Fiscalía General del Estado.

El hombre, identificado como Simón R.F., fue detenido en la ciudad oriental de Santa Cruz, ya que sobre él pesaban una orden de aprehensión y una alerta migratoria, explicó el fiscal departamental de La Paz, William Alave, según un comunicado del Ministerio Público.

“El sábado en horas de la noche llegó al aeropuerto internacional de El Alto para ser trasladado a la Fiscalía y se le tome la declaración respecto al hecho, tras la cual el Ministerio Público lo imputará por parricidio e infanticidio", señaló.

Alave añadió que pedirán al juez cautelar la detención preventiva del sospechoso.

El hombre fue encontrado en Santa Cruz en un vagón de la empresa Ferroviaria Oriental por un guardia de seguridad que hacía el recorrido por el lugar y que lo entregó a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), explicó por su parte el fiscal de Delitos contra la Vida, Edwin Sarmiento.

Una vez ante los policías, el sujeto se puso nervioso y no quiso identificarse, pero entre sus pertenencias se encontró un certificado de nacimiento que confirmó su identidad.

Una revisión en el sistema permitió a los agentes verificar que el hombre tenía una denuncia por los delitos de parricidio e infanticidio, añadió el fiscal.

El suceso ocurrió el pasado 10 de noviembre en la zona de Alto Achachicala, en La Paz por causas que son investigadas.

La hija de la anciana informó a la Policía que encontró a su madre en su dormitorio sin vida y con varias heridas punzocortantes, mientras que halló incinerado en el patio de la casa a su sobrino, indicó Sarmiento.

Simón R.F., de 36 años, es investigado como el principal sospechoso del hecho, pues se conoció que vivía con su abuela y estuvo en la vivienda horas antes de que la anciana y el bebé fueran hallados muertos.