La mujer manifestó que su expareja, que se encontraba en ese momento en el interior del piso, le había golpeado e intentado arrojar por el balcón. Además, a la llegada de los policías, el presunto agresor se habría introducido en el interior del domicilio con la intención de huir.

Redacción Internacional.- Agentes de la Policía Nacional han detenido durante esta pasada noche en València a un hombre de 37 años como presunto autor de los delitos de malos tratos en el ámbito familiar, tentativa de homicidio y quebrantamiento de condena tras, al parecer, agredir a su expareja, de la que tenía una orden de alejamiento en vigor, e intentar arrojarla por el balcón de la vivienda.

Los hechos han ocurrido sobre las tres de la madrugada de este lunes, cuando los agentes han sido comisionados por la Sala del 091 para que acudiesen a un domicilio del distrito valenciano de Marítim, donde, según numerosos testigos que alertaron a la Policía, un hombre pretendía arrojar a una mujer que se encontraba semidesnuda por el balcón de una vivienda, según ha informado el cuerpo en un comunicado.

Los policías se dirigieron al lugar y, una vez allí, varios vecinos les indicaron el domicilio en el que estaría ocurriendo la agresión. Los agentes acudieron a la vivienda, desde cuyo exterior escucharon gritos y golpes.

Al llamar a la puerta les abrió una mujer, llorando, nerviosa, con la cara enrojecida y un corte en el labio. Al observar estas lesiones, los agentes solicitaron inmediatamente un indicativo sanitario que trasladó a la víctima hasta un centro hospitalario.

La mujer manifestó que su expareja, que se encontraba en ese momento en el interior del piso, le había golpeado e intentado arrojar por el balcón. Además, a la llegada de los policías, el presunto agresor se habría introducido en el interior del domicilio con la intención de huir.

Los agentes han averiguado que al hombre le constaba en vigor una orden de alejamiento sobre la mujer. Por todo ello, han detenido al hombre como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar, tentativa de homicidio y quebrantamiento de condena.

El arrestado, que cuenta con antecedentes policiales, se ha mostrado en todo momento muy agresivo e intentó propinar patadas a los policías. La Policía recuerda a la ciudadanía la importancia de avisar al 091 si presencian una agresión.