El hombre deberá responder ante la Justicia por los delitos de "asociación criminal, incitación a la práctica de otros crímenes y amenaza al ejercicio del Poder Judicial y a los miembros de la Corte".

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La Policía Federal de Brasil detuvo este viernes a un ultraderechista por amenazar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, candidato opositor en las elecciones de octubre, y a los miembros del Tribunal Supremo.

El hombre, identificado como Ivan Rejane Fonte Nova Pinto es sospechoso de usar redes sociales y aplicaciones de mensajes para "amenazar el Estado democrático de Derecho al defender la extinción" del Supremo Tribunal Federal (STF) y para promover "acciones violentas contra sus miembros", dijo la alta corte en un comunicado.

La orden de prisión temporal y dos más de allanamiento fueron llevadas a cabo en la región metropolitana de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais (sureste), y fueron expedidas por el magistrado Alexandre de Moraes, con base en los videos que publicaba Pinto en su canal de Youtube y en otras redes sociales.

El magistrado, según la información, también ordenó el bloqueo de las redes sociales del acusado y la búsqueda de armas, municiones y dispositivos informáticos que tengan relación con los hechos.

En sus vídeos, Pinto alentaba a sus seguidores a "cazar" a los magistrados del Supremo y a varios políticos de izquierda, entre ellos Lula, candidato del Partido de los Trabajadores (PT) a la Presidencia de la República, y varios diputados.

Antes de su detención, este mismo viernes, Pinto publicó un último vídeo en Youtube en el que se reía de la orden de prisión y en el que reiteraba sus amenazas contra los miembros del Supremo, invitando a los militantes de "derecha" a ir a la sede del STF "y mostrar quién manda".

De acuerdo con la Policía, el ultraderechista deberá responder ante la Justicia por los delitos de "asociación criminal, incitación a la práctica de otros crímenes y amenaza al ejercicio del Poder Judicial y a los miembros de la Corte".

La detención se dio el mismo día en el que Tribunal Superior Electoral (TSE) creó un grupo de trabajo destinado a elaborar y sugerir acciones de prevención y combate a la violencia política.

El presidente del TSE y miembro del STF, Edson Fachin, justificó la creación del grupo por las trece denuncias de "agresión" a parlamentarios y periodistas ocurridas en los últimos días, principalmente contra opositores al Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, quien busca la reelección.

El pasado 9 de julio, un policía que se identifica como seguidor de Bolsonaro asesinó a tiros a un dirigente local del PT en la ciudad de Foz do Iguaçu, durante una fiesta de cumpleaños decorada con imágenes de Lula, un homicidio que la fiscalía investiga como un crimen político.