Hace más de un año que la Guardia Civil de Toledo inició las pesquisas relacionadas con las actividades criminales cometidas por la banda Dominican Don"t Play en la provincia de Toledo.

Madrid.- La Guardia Civil española detuvo a tres miembros de la banda latina Dominican Don't Play (DDP) como presuntos autores del crimen a machetazos de un joven de 25 años relacionado con los Trinitarios el pasado 5 de febrero en un barrio del sur de Madrid.

Según informó este lunes la Guardia Civil, los arrestos tuvieron lugar en Madrid, en la vecina provincia de Toledo y en Badajoz (suroeste).

Los hechos por los que se produjeron las detenciones se corresponden con la denominada "noche de caídas", en la que ese joven fue asesinado en el barrio de Usera y otro menor de 15 años lo fue en el centro de la Ciudad.

Las primeras tres detenciones por el crimen en un parque de Usera lograron desmantelar, con otros ocho arrestos, el "coro" (grupo territorial) de los DDP de la localidad de Illescas (Toledo), al que pertenecían varios de los implicados en los hechos de Madrid.

A estos tres nuevos detenidos, el juez de Illescas les investiga como presuntos responsables de los delitos de homicidio y pertenencia a organización criminal.

A las seis detenciones por este suceso se suman otros dos encarcelados que habían sido arrestados por la Policía por su participación en ese crimen.

Hace más de un año que la Guardia Civil de Toledo inició las pesquisas relacionadas con las actividades criminales cometidas por la banda Dominican Don"t Play en la provincia de Toledo.

España sufre en los últimos meses un repunte de la violencia relacionada con las bandas, con múltiples reyertas con armas blancas, y para tratar de frenarla, desde el pasado mes de febrero hay un refuerzo de más de medio millar de policías para controlar más de cerca a estas bandas en distintos barrios de la capital, así como en pueblos de la periferia.

Las dos principales bandas que actúan son los Trinitarios y los Dominican Don't Play (DDP), y se da la circunstancia de que sus integrantes son cada vez más jóvenes y más violentos.