Cuba indicó este viernes que en las 24 horas precedentes registró 76 nuevos positivos, tasa estable en valores mínimos de los últimos meses, y ningún fallecido con o por covid-19.

La Habana.- El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, llamó este viernes a no bajar la guardia frente al coronavirus a pesar de las relativamente buenas cifras actuales en el país.

“Sería un error creer que los buenos números de la pandemia que ahora tenemos durarán para siempre si no actuamos con suficiente responsabilidad", aseguró Díaz-Canel a través de su perfil en la red social Twitter.

El control de la pandemia es esencial para Cuba si quiere estabilizar su economía, para lo que necesita de las divisas del turismo internacional y las remesas.

Abogó además Díaz-Canel por mostrar "sabiduría y prudencia", atendiendo a las advertencias de la comunidad científica y el personal sanitario, por "respeto y consideración" al trabajo que han realizado ambos gremios en la pandemia.

El presidente ya había alertado en este sentido el jueves, al clausurar el octavo período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral): "Estamos convocados todos a hacer sostenibles en el tiempo los resultados en la contención de la covid-19”, afirmó ante los parlamentarios.

Indicó asimismo que es preciso continuar con la masiva campaña de vacunación que se está llevando a cabo en el país, donde ya más del 85 % de la población está completamente inmunizada contra la covid-19 al haber recibido el esquema completo de tres dosis de alguna de las tres vacunas de factura cubana: Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus.

También animó a avanzar en el suministro de la dosis de refuerzo, que ha empezado a aplicarse recientemente en algunas provincias del país.

Cuba indicó este viernes que en las 24 horas precedentes registró 76 nuevos positivos, tasa estable en valores mínimos de los últimos meses, y ningún fallecido con o por covid-19.

Según el parte epidemiológico diario del Ministerio de Salud Pública (Minsap), el país suma 964,482 pacientes diagnosticados con la enfermedad y 8.317 muertes desde que se registró el primer caso de la pandemia en la isla, en marzo de 2020.

Actualmente se tienen identificadas a 367 personas contagiadas, de las que 8 se encuentran en estado grave y 6 en situación crítica.