En respuesta a la intervención militar rusa en Ucrania, es la primera vez que el país elimina una de las cuatro excepciones que mantiene a la política común de la UE desde 1993.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Dinamarca notificó este lunes oficialmente a la Unión Europea (UE) su adhesión a la Política Común de Seguridad y Defensa, después de haber preferido durante 30 años mantenerse al margen de esa actividad.

“He recibido la notificación oficial de la adhesión de Dinamarca a nuestra Política Común de Seguridad y Defensa”, confirmó el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, a través de su perfil oficial en la red social Twitter.

El ministro danés de Exteriores, Jeppe Kofod, entregó a Borrell la carta de su Gobierno en la que solicitan la entrada en la política comunitarias de defensa, en los márgenes de un Consejo de titulares europeos de Exteriores que se celebra en Luxemburgo.

“Con ello, Europa estará aún más unida, la defensa de la UE será aún más fuerte y aumentará nuestra capacidad de actuación”, consideró Borrell.

Una vez que Dinamarca ha notificado oficialmente a la UE y a los Estados miembros su deseo de entrar en la política común de defensa, corresponde a Borrell proponer a los países de la Unión que refrenden ese paso.

De ese modo, los Estados miembros deberán aprobar por unanimidad una modificación de los textos legales que incluían la excepción danesa en relación con la Defensa.

Fuentes comunitarias ven, con la adhesión danesa, nuevas oportunidades especialmente en el ámbito naval y en la aportación de personal a las misiones.

Dinamarca ya participaba en las misiones civiles de la UE pero ahora podrá también participar en las militares.

Ese país también tendrá que participar en el presupuesto dedicado a operaciones y tendrá una voz y será parte en el proceso de toma de decisiones.

Igualmente, pasará a integrarse en la Agencia Europea de Defensa y podrá unirse a programas que estén en línea con sus prioridades en materia de defensa.

Una vez consume su integración en la defensa comunitaria, Dinamarca también podrá pedir su participación en la llamada cooperación reforzada permanente o PESCO, por la cual actualmente 25 Estados miembros han decidido colaborar más estrechamente en proyectos militares.

Dinamarca aprobó el 1 de junio sumarse a la cooperación en defensa dentro de la UE al eliminar la excepción que en esa área mantenía desde hacía tres décadas en un histórico referendo convocado en respuesta a la intervención militar rusa en Ucrania.

Fue la primera vez que el país elimina una de las cuatro excepciones que mantiene a la política común de la UE desde 1993, después de dos consultas anteriores fallidas.

Copenhague continúa rechazando el euro y determinadas provisiones de la política de Justicia e Interior de la UE.