El incidente se conoció el sábado cuando la Policía respondió a una llamada para denunciar el avistamiento de canguros en la playa Long Beach, en donde encontró los restos de cinco canguros y una cría.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La Policía de Australia acusó este martes a dos adolescentes de crueldad animal por presuntamente haber matado deliberadamente a catorce canguros, entre ellos dos crías, cerca de la localidad costera de Batemans Bay, a más de 220 kilómetros al sur de Sídney.

La Policía de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney, informó en un comunicado de que detuvo la víspera a estos dos adolescentes, de 17 años, quienes deberán comparecer el 22 de noviembre por estos supuestos delitos que acarrean una pena máxima de cinco años de prisión y más de 16.000 dólares (unos 14.000 euros) de multa.

El incidente se conoció el sábado cuando la Policía respondió a una llamada para denunciar el avistamiento de canguros en la playa Long Beach, en donde encontró los restos de cinco canguros y una cría.

Poco después, las autoridades hallaron los cadáveres de otros siete canguros y otra cría en la playa cercana de Maloney's beach, así como otro cachorro herido, que fue trasladado al centro de rescate y cuidado de animales "Wires".

La cría superviviente, una hembra que fue bautizada como Hope (Esperanza, en inglés), está en proceso de recuperación.

"Es un acto trágico e insensible que ha dejado una marca indeleble en nuestros dedicados voluntarios y residentes de la Costa Sur-Central (de Nueva Gales del Sur) que fueron a la escena", apuntó Wires en un mensaje publicado el lunes en su perfil de Facebook.

En 2018, un tribunal australiano condenó por separado a prisión a dos australianos por apuñalar a un canguro en un ataque grabado y difundido en las redes sociales.