En la madrugada de este jueves, Ian fue degradado a categoría 1 por el NHC.

Redacción.- El poderoso huracán Ian alcanzó tierra el miércoles en la costa oeste de Florida (EEUU) con vientos máximos sostenidos de 240 km/h, sin embargo, horas antes los efectos del fenómeno ya se dejaban sentir.

Ian dejó sin electricidad a cerca de dos millones de hogares, en especial en las zonas en los alrededores del paso del huracán según el sitio especializado PowerOutage, que registra los cortes de energía en Estados Unidos.

La fuerza de los vientos de Ian hizo que la bahía de Tampa, donde se pensaba que iba a tocar tierra el huracán hasta hoy mismo, se quedase sin agua, como una marea a la inversa.

Las autoridades advirtieron a la gente que se abstuviera de pasear por el lecho de la bahía. "El agua va a volver", señaló en un mensaje en Twitter el Servicio Meteorológico en Tampa.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, pidió a la ciudadanía máxima precaución ante el impacto que provoca el huracán Ian en todo el estado.

En la madrugada de este jueves, Ian fue degradado a categoría 1 por el NHC, que antes lo había clasificado como un huracán de categoría 3 en la escala Saffir-Simpson.