REDACCIÓN.- Dos personas murieron y otras dos se encontraban desaparecidas la noche del martes después de que su avioneta se estrellara en el océano a alrededor de un kilómetro y medio de distancia de Fort Lauderdale (Florida).

Las autoridades siguen buscando a los dos desaparecidos con más de diez buques registrando la costa, informó hoy la Guardia Costera estadounidense.

Los fallecidos, un hombre y una mujer,fueron encontrados y llevados a la costa, donde se estableció una unidad de coordinación del Departamento de Bomberos de Fort Lauderdale, según indicó el diario Miami Herald.

De acuerdo con informes preliminares, el avión se dirigía a Cozumel (México) en una misión médica y acababa de dejar a un paciente en Fort Lauderdale cuando se produjo el accidente.

La portavoz de la Administración Federal de Aviación (FAA), Kathleen Bergen, confirmó que el avión sólo trasladaba a dos pilotos y dos pasajeros.

Tras despegar en Fort Lauderdale, el piloto detectó problemas mecánicos y pidió permiso a los controladores aéreos para regresar al aeropuerto, poco antes de producirse el accidente.