La violencia continúa a pesar de las reiteradas promesas del presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, de acabar con el problema y del despliegue de fuerzas de seguridad adicionales en la zona.

LAGOS.- Hombres armados mataron a dos personas y secuestraron a otras siete en un ataque la madrugada de este martes contra un hospital público en el centro-norte de Nigeria, confirmaron a EFE fuentes de la Policía.

Los atacantes asaltaron el Hospital General de la localidad de Gulu, en el estado de Níger, a las 02.00 hora local (01.00 GMT) y se dirigieron directamente a las residencias de los trabajadores del hospital, donde mataron a tiros a dos personas, según un comunicado remitido a EFE por el portavoz de la Policía, Wasiu Abiodun.

"Los hombres armados también secuestraron a ocho personas, incluido un médico, mientras una de las víctimas, que era una mujer, fue posteriormente abandonada junto a su bebé", señala el comunicado.

Según la Policía, "se están realizando esfuerzos para rescatar a las siete personas que permanecen secuestradas mientras la investigación sobre este desafortunado incidente ha comenzado para detener a los perpetradores".

Los estados del centro y noroeste del Nigeria sufren ataques incesantes por parte de bandidos -término usado para designar a las bandas criminales que cometen estos asaltos- y secuestros masivos para lograr lucrativos rescates.

La violencia continúa a pesar de las reiteradas promesas del presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, de acabar con el problema y del despliegue de fuerzas de seguridad adicionales en la zona.

A esta inseguridad en el noroeste de Nigeria se suma la provocada desde 2009 en el noreste por el grupo yihadista Boko Haram y, desde 2016, por su escisión, el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP, por sus siglas inglés).

Ambos grupos han matado a más de 35.000 personas y han causado unos 2,7 millones de desplazados internos, sobre todo en Nigeria, pero también en países vecinos como Camerún, Chad y Níger, según datos gubernamentales y de la ONU.