El fiscal Bed-Ford Claude, que lleva el caso del magnicidio, confirmó a Efe que ni el inspector principal Amazan Paul Eddy, responsable del CAT Team, ni el comisario Jean Laguel, coordinador general de la seguridad presidencial, se presentaron hasta las dependencias del Palacio de Justicia.

Dos de los jefes policiales responsables de la seguridad presidencial de Haití no comparecieron este martes ante el Tribunal de Primera Instancia de Puerto Príncipe para declarar por su supuesta vinculación con el asesinato del mandatario Jovenel Moise.

El fiscal Bed-Ford Claude, que lleva el caso del magnicidio, confirmó a Efe que ni el inspector principal Amazan Paul Eddy, responsable del CAT Team, ni el comisario Jean Laguel, coordinador general de la seguridad presidencial, se presentaron hasta las dependencias del Palacio de Justicia.

De acuerdo al medio haitiano Le Nouvelliste, Bed-Ford Claude señaló que durante una visita a la residencia del presidente después del asesinato, encontró al comisionado Jean Laguel Civil en la escena. En ese momento, Dimitri Hérard se encontraba frente a la comisaría de Pétion-Ville acompañado de algunos agentes de la USGPN.

Según explicó, la Inspección General de la Policía no respondió a la solicitud de la Fiscalía para que emitiera los permisos que precisan los miembros del cuerpo para comparecer a declarar y, por ese motivo, no se presentaron en la sede judicial.

La convocatoria de los responsables de la protección de Moise pretende aclarar los hechos ocurridos en la noche del ataque, en el que ningún miembro del aparato de la seguridad del presidente resultó herido, según las informaciones divulgadas hasta la fecha.

La de hoy debía ser la segunda jornada de declaraciones por el asesinato del mandatario, atribuido según la versión oficial a 28 mercenarios que tirotearon a Moise junto a su esposa, Martine, quien se recupera en un hospital de Miami de las heridas que sufrió.

En la primera sesión de interrogatorios, celebrada este lunes, comparecieron los exsenadores Youri Latortue y Steven Benoît, conocidos opositores del mandatario, quienes negaron tener conocimiento ni vinculación alguna con el suceso. También el líder de la oposición haitiana Pierre Reginald Boulos, representado por su abogado Samuel Madistin.

Recompensa por otros sospechosos

De acuerdo a la prensa colombiana, la Policía Nacional de Haití publicó este martes las fotos y los datos de un exsenador y dos empresarios locales a los que acusa de “asesinato, tentativa de homicidio y robo a mano armada”.

Son Joseph Félix Badio, John Joël Joseph y Jaar Rodolphe (Dodof), a quienes, de inmediato, fuentes locales vincularon como presuntos participantes en el crimen del presidente Jovenel Moise, la madrugada del 7 de julio pasado, relata el diario El Tiempo.

De Joseph se sabe que es un poderoso exsenador haitiano de la oposición; mientras que Badio se conoce que es ingeniero de profesión y trabajó recientemente para la Unidad Anticorrupción (ULCC) como Coordinador de Operaciones de Campo del Servicio General de Inteligencia, quien habría sido despedido en mayo pasado por supuestas conductas antiéticas y solicitud de sobornos.

Respecto al empresario haitiano Jaar Rodolphe se ha podido establecer que se había declarado inocente de los cargos de tráfico de drogas, en una corte de Miami, en 2013.

Medios locales señalan que, al parecer, estas tres personas habrían apoyado al médico Emmanuel Sanon en la ejecución del asalto a la residencia presidencial.

Fuente: El Universo