El anuncio se produce en el marco de la Cumbre de la Democracia, un foro virtual inaugurado este jueves por Biden, con más de un centenar de países invitados.

ESTADOS UNIDOS.- El presidente estadounidense, Joe Biden, anunció este jueves 424 millones de dólares en programas de ayuda para la lucha anticorrupción, la promoción de medios de comunicación independientes y la defensa de elecciones libres y justas, en el marco de la Cumbre de la Democracia.

La Casa Blanca indicó en un comunicado que estos fondos, que serán desembolsados en 2022, suponen una "significativa expansión" de los esfuerzos de EE.UU. para "respaldar y aumentar la resistencia" de las democracias al autoritarismo en todo el mundo.

"No solo es lo correcto, va en el interés de la seguridad nacional de EE.UU., ya que las democracias fuertes y defensoras de los derechos son más pacíficas, prósperas y estables", señaló la nota.

El anuncio se produce en el marco de la Cumbre de la Democracia, un foro virtual inaugurado este jueves por Biden, con más de un centenar de países invitados.

La iniciativa estadounidense incluye 30 millones de dólares para asegurar la viabilidad de los medios de comunicación independientes, especialmente en contextos frágiles y pocos recursos, entre otras partidas.

También destina 15 millones de dólares adicionales para luchar contra el lavado de dinero internacional y facilitar la coordinación de medidas anticorrupción globales y otros 17,5 millones para un Fondo de Defensa de Elecciones Democráticas con el objetivo de combatir las injerencias y reforzar la seguridad en los procesos electorales.

La Cumbre por la Democracia, a la que están invitados más de un centenar de países, tiene como ejes fundamentales fortalecer la democracia frente al autoritarismo, la lucha contra la corrupción y promover los derechos humanos.

La lista de convocados al encuentro, que se prolongará hasta el viernes, cuenta con las destacadas ausencias de China y Rusia, así como las de Hungría y Turquía.

Tanto Pekín como Moscú han criticado la cumbre al señalar que Washington busca establecer líneas divisorias entre países.

En su discurso de apertura, Biden remarcó que "la democracia no ocurre por accidente", por lo que "cada generación" tiene que renovarla al reconocer sobre la creciente amenaza de Gobiernos autoritarios.