Estados Unidos va a ser "el líder" a la hora de facilitar acceso a vacunas contra la covid-19 al resto del mundo una vez que complete las inoculaciones dentro del país, aseguró este lunes su secretario de Estado, Antony Blinken.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Estados Unidos va a ser "el líder" a la hora de facilitar acceso a vacunas contra la covid-19 al resto del mundo una vez que complete las inoculaciones dentro del país, aseguró este lunes su secretario de Estado, Antony Blinken.


"En los próximos meses y más adelante, Estados Unidos, estoy convencido, será el líder en avanzar en el acceso a vacunas alrededor del mundo", señaló Blinken durante una conferencia de prensa con motivo de una visita virtual que hoy efectúa a Naciones Unidas.


El responsable de Exteriores estadounidense apuntó que, a medida que avanza la campaña de vacunación dentro del país, EE.UU. estará en situación de hacer más en el resto del mundo.


En ese sentido, recordó que Washington ha facilitado ya 2.000 millones de dólares a la plataforma Covax para garantizar el acceso a vacunas en todos los países y se ha comprometido a facilitar otros 2.000 millones entre ahora y 2022.


También destacó el acuerdo alcanzado con Japón, Australia e India para ampliar el número de vacunas disponibles y la decisión de facilitar algunas dosis a sus vecinos, México y Canadá.


Blinken se expresó así al ser preguntado sobre la posibilidad de suministrar dosis sobrantes a Brasil, a lo que no respondió directamente, limitándose a subrayar la importancia de la relación con el país suramericano.


Estados Unidos sigue avanzando en su campaña de vacunación y este lunes el presidente Joe Biden prometió que para el próximo 19 de abril el 90 % de los adultos del país podrán pedir cita para vacunarse contra la covid-19.


Hasta ahora, más de 95 millones de personas han recibido al menos una dosis de algunas de las vacunas autorizadas en EEUU, y 52,5 millones de personas están ya completamente inmunizadas, lo que equivale al 20 % de la población adulta del país.


En el caso de los mayores de 65 años, casi la mitad han recibido ya todas las dosis necesarias para generar inmunidad contra la covid-19, mientras que casi el 73 % se han puesto al menos un pinchazo de la vacuna.