"La ministra de Exteriores, Mariam al Sadeq, recibió una llamada de su homólogo estadounidense, Antony Blinken, en la que las dos partes abordaron los pasos que Estados Unidos puede tomar para apoyar la lucha del pueblo sudanés contra el golpe militar", señaló ese departamento sudanés en un comunicado publicado en su página oficial de Facebook.

WASHINGTON.- Estados Unidos reiteró su condena al golpe de estado perpetrado por los militares en Sudán y estudia las medidas que Washington adoptará para apoyar al país africano para lograr "una transición a la democracia liderada por civiles", informó el Departamento de Estado en un comunicado.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, confirmó en un comunicado la conversación telefónica mantenida por el titular de Exteriores estadounidense, Antony Blinken, con la que hasta el golpe militar era su colega sudanesa, Mariam al-Sadeq al-Mahdi.

En ella, Price se refiera a Al Sadeq como "ministra de Exteriores", lo que puede ser interpretado como un gesto del apoyo estadounidense al gobierno depuesto.

Y asegura que en la conversación mantenida entre ella y Blinken se habló de las medidas "que puede adoptar EEUU para apoyar al pueblo sudanés en su camino a una transición a la democracia liderada por civiles" y de acuerdo al sistema constitucional del país, añade el comunicado.

Blinken reiteró además "la condena de Estados Unidos a la toma militar e instó a la liberación inmediata de los líderes civiles detenidos".

La conversación entre ambos cancilleres fue hecha pública previamente por Al Sadeq.

"La ministra de Exteriores, Mariam al Sadeq, recibió una llamada de su homólogo estadounidense, Antony Blinken, en la que las dos partes abordaron los pasos que Estados Unidos puede tomar para apoyar la lucha del pueblo sudanés contra el golpe militar", señaló ese departamento sudanés en un comunicado publicado en su página oficial de Facebook.

Al Sadeq también aseguró que el primer ministro Abdalá Hamdok, arrestado y depuesto por los generales el lunes, insiste en "la legitimidad de su Gobierno, insta a los ciudadanos a mantener la paz y a continuar su resistencia al golpe y la lucha civil en las protestas del próximo 30 de octubre".

Blinken también habló este miércoles con el presidente de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, sobre la crisis en Sudán, según Price,

El Secretario de Estado "acogió con agrado la decisión del Consejo de Paz y Seguridad de la UA de suspender a Sudán y destacó la importancia del papel de liderazgo que esta organización desempeña para afianzar la democracia y la estabilidad en África", agrega.

Ambos "acordaron que Sudán debe volver al liderazgo civil de conformidad con la Declaración Constitucional de 2019 " y "reafirmaron la importancia del derecho del pueblo sudanés a reunirse pacíficamente y expresar su demanda de un gobierno civil libre de injerencias armadas o de otro tipo", concluyó Price en su comunicado.