PRISTINA, Kosovo.- Estados Unidos y Kosovo firmaron este sábado en Pristina un acuerdo que permite a militares y civiles estadounidenses operar en la exprovincia serbia para asesorar a las Fuerzas de Seguridad de Kosovo, el germen del futuro Ejército de la región.

El acuerdo sobre el Estatuto de las Fuerzas (SOFA, en sus iniciales inglesas) fue firmado por el subsecretario de Estado de EEUU, William Burns, y por el ministro de Asuntos Exteriores de Kosovo, Enver Hoxhaj.

En un comunicado de prensa conjunto, ambos mandatarios indicaron que este acuerdo "reafirma y refuerza la profunda colaboración entre los dos países y apoya la actual cooperación bilateral para promover la seguridad del pueblo kosovar y contribuir a la estabilidad y la paz en los Balcanes".

El acuerdo crea un marco legal para que expertos estadounidenses no adscritos a la misión de la OTAN en Kosovo puedan entrenar a las fuerzas de seguridad en sus actuales misiones de lucha contra incendios, rescate, eliminación de materiales peligrosos y de artefactos explosivos.

Las Fuerzas de Seguridad de Kosovo cuentan actualmente con unos 2.500 miembros activos y otros 800 en la reserva. Esta previsto que a partir de 2013 esta fuerza se transforme oficialmente en el Ejército de Kosovo, la exprovincia serbia que en 2008 proclamó de forma unilateral su independencia.