WASHINGTON, EE.UU.- El Gobierno de Estados Unidos expresó este viernes su preocupación por el anuncio del líder de la red terrorista Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, de que la milicia radical islámica somalí Al Shabab se ha adherido a su grupo.

"Es algo malo y peligroso, y se suma a nuestras graves preocupaciones sobre Al Shabab y el peligro que plantea en esa parte del mundo", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su conferencia de prensa diaria.

La portavoz subrayó que Washington "no ha podido verificar independientemente" las informaciones de prensa sobre la unión de ambos grupos, pero está "analizando las consecuencias" que puede tener.

Al Zawahiri anunció el jueves la alianza con Al Shabab, que controla buena parte del centro y sur de Somalia y combate contra las tropas del Gobierno Federal de Transición somalí y las de la Misión de la Unión Africana en el país para instaurar un Estado musulmán.

En un vídeo difundido en una web utilizada habitualmente por los grupos islamistas, el líder de Al Qaeda explicó que la unión tiene como fin "apoyar al bloque yihadista que se enfrenta a la campaña cruzada y sionista (...) en Kabul, Bagdad y Mogadischo".

"Hoy anuncio una buena noticia para nuestra nación islámica, que dará alegría a los creyentes y perjudicará a los cruzados, esta noticia es la adhesión del movimiento de los 'muyahidin' Al Shabab a la organización Al Qaeda", dijo Al Zawahiri.

El dirigente terrorista reconoció el papel de la milicia en enfrentar "el ataque de Estados Unidos, Etiopía y Kenia contra el islam en Somalia" y le instó a secuestrar a "los cruzados y sionistas" para intercambiarlos por presos islamistas.

Por su parte, el líder de Al Shabab, Ahmed Godane, juró a Al Zawahiri "lealtad, con el libro de Dios y la 'sharía' de su profeta, y obediencia en la orientación y en la obligación".