WASHINGTON, EE.UU.- El Gobierno de EE.UU. comenzó a revisar a pasajeros y cargamentos de Japón que aterrizan en suelo estadounidense en busca de la más mínima señal de radiación, informó hoy la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

En declaraciones a los periodistas, Napolitano dijo que las autoridades de EE.UU. no han detectado niveles nocivos de radiación en este país, a raíz de la crisis nuclear desatada en Japón tras el terremoto y tsunami del viernes pasado.

La revisión de los pasajeros y cargamentos es solo una medida de "precaución", enfatizó Napolitano.

Por su parte, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) dijo en un comunicado que está "vigilando los sucesos en Japón cuidadosamente" y evaluando "el potencial de contaminación" vinculada con la crisis en las instalaciones nucleares en ese país.

Como gran precaución, la CBP ha emitido directrices sobre sus protocolos para que los agentes vigilen en particular todo tráfico aéreo y marítimo proveniente de Japón, dijo la nota.

"Ningún avión que ha entrado a Estados Unidos ha dado positivo a radiación en niveles perjudiciales", señaló la CBP.

La agencia federal indicó que, como parte de los protocolos establecidos, los viajeros que presentan síntomas de radiación son referidos a las autoridades de salud para que reciban tratamiento.

Agregó que las autoridades marítimas tienen instrucciones de impedir la entrada al país de cargamentos y correos contaminados con radiación.

Según el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), han surgido informes de radiación en pasajeros provenientes de Japón en varios aeropuertos internacionales de EE.UU., entre éstos los de Chicago (Illinois), Dallas (Texas) y Seattle (Washington), pero ninguno presentó cantidades peligrosas