Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés), que mantienen conversaciones con las navieras para una pronta reanudación de este sector en julio próximo, actualizaron la guía para el manejo de la pandemia y redujeron así la alerta de "muy alto" riesgo a "alto".

MIAMI.- Las autoridades de EE.UU. redujeron la alerta para aquellos que quieran viajar en cruceros desde puertos del país y ya no recomiendan evitar por completo abordar en estos buques, pero consideran que sí es de riesgo para aquellos que no estén completamente vacunados.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés), que mantienen conversaciones con las navieras para una pronta reanudación de este sector en julio próximo, actualizaron la guía para el manejo de la pandemia y redujeron así la alerta de "muy alto" riesgo a "alto".

Sin embargo, la agencia federal recomendó no viajar a los pasajeros que no estén completamente vacunados porque "tienen más probabilidades de contraer la covid-19" y recordó que se han informado de brotes en estos barcos, según la advertencia actualizada en el portal oficial de los CDC.

Ayer miércoles la empresa Royal Caribbean pospuso por un mes más el crucero Odyssey of the Seas, que iba a reactivar sus actividades en puertos de EE.UU. a principios de julio debido a ocho casos positivos de la covid-19 en su tripulación.

La compañía, con sede en Miami (EE.UU.), informó que los 1.400 miembros de la tripulación están vacunados, pero que el contagio sucedió en la mitad de las dos dosis, cuando el periodo de completa inmunización no se había cumplido.

De igual forma, la semana pasada dos pasajeros del barco de Celebrity Cruises, subsidiaria de Royal Caribbean, que realizaba un trayecto por el Caribe, dieron positivo a la covid-19.

La industria de cruceros, que cumple ya 15 meses de parálisis en EE.UU., se prepara para el reinicio de actividades a partir de julio, bajo las condiciones de los CDC.

Esta agencia federal permite la opción de cruceros con tripulación y pasajeros vacunados en un 98 % y 95 %, respectivamente, o barcos que hayan probado con éxito sus protocolos sanitarios en viajes con pasajeros voluntarios.

Esta segunda modalidad de viajes simulados no requiere vacunación y no representa ingresos para las compañía porque los pasajeros no pagan.

"Es especialmente importante que las personas que no están completamente vacunadas eviten viajar en cruceros, incluidos los cruceros fluviales", reiteraron los CDC.

La advertencia anterior, la más alta en el nivel 4, impuesta después de los contagios que se propagaron rápidamente en los barcos el año pasado, recomendaba que los viajeros evitaran por completo los viajes en cruceros.

Para la reanudación de los cruceros, las naviera afrontan además en Florida una ley impulsada por el gobernador Ron de Santis, que prohíbe a las empresas exigir pruebas de vacunación.

La medida, que entra en vigor el próximo 1 de julio, multa hasta con 5.000 dólares cada vez que una empresa pida el llamado "pasaporte de vacunación".

Además, el republicano DeSantis ha demandado al Gobierno federal por sus requisitos para permitir el reinicio de la navegación, aunque muchas de las compañías ya han llegado a acuerdos con los CDC para su pronta reactivación.