WASHINGTON, EE. UU.- El Gobierno estadounidense amenazó este viernes con suspender su ayuda militar a Mali, la mitad de toda la asistencia financiera que da a ese país, por el golpe de Estado militar si no se restablece el orden constitucional "rápidamente".

"La asistencia al Gobierno de Mali más allá de lo que damos para propósitos humanitarios está en riesgo si no vuelven a una situación democrática en el país", indicó la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su rueda de prensa diaria.

La portavoz aseguró que los fondos humanitarios, que superan los 70 millones de dólares, no se verían afectados, pero están en riesgo los programas de asistencia antiterrorista y de seguridad, que suponen el desembolso de un monto anual similar.

La ayuda total de Estados Unidos a Mali ronda los 140 millones de dólares, fondos que se han puesto en duda debido al reciente golpe de Estado militar contra el Gobierno del presidente Amadou Toumani Toure.

Los grupos golpistas de las Fuerzas Armadas de Mali aseguran que han derrocado al Gobierno porque no ha sido capaz de acabar con la rebelión de tribus Tuareg en el norte del país.

Ayer, el Banco Mundial (BM) y el Banco Africano de Desarrollo (BAD) anunciaron que suspenden su ayuda a Mali a raíz del golpe de Estado.

Un grupo de militares malienses protagoniza desde el miércoles un golpe de Estado contra Toure, al que apenas le quedaba un mes para concluir su mandato constitucional y cuyo paradero es desconocido