"Rusia en la historia siempre usó la energía como un instrumento de presión, como un arma. Esto lamentablemente hoy también es así", dijo Perry ante la prensa tras un encuentro con el ministro de Asuntos y Comercio Exteriores, Péter Szijjártó.

BUDAPEST.- El secretario de Energía de Estados Unidos, Rick Perry, aseguró hoy en Budapest que Rusia utiliza la energía como "arma" y "fuente de presión" en su política exterior.

"Rusia en la historia siempre usó la energía como un instrumento de presión, como un arma. Esto lamentablemente hoy también es así", dijo Perry ante la prensa tras un encuentro con el ministro de Asuntos y Comercio Exteriores, Péter Szijjártó.

Perry recordó los cortes unilaterales del suministro de gas ruso hacia Ucrania en 2009 y 2014, causando problemas en toda Europa.

El secretario agregó que "no se debería dejar que Rusia use de nuevo la energía como arma. La solución es la diversificación de las fuentes (energéticas)".

Por otra parte, recordó que EEUU considera que los gasoductos rusos Nord Stream (en el Mar Báltico) y Turkstream (en el Mar Negro) "sirven para desestabilizar a Europa".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propone desde hace tiempo vender a los países europeos su propio gas licuado en lugar del gas rusos.

En cuanto a las sanciones contra Rusia por la anexión de la península ucraniana de Crimea en 2014, Perry destacó hoy la legitimidad de las sanciones europeas y estadounidenses contra Moscú.

"Es muy sencillo. Hay que respetar el Estado de Derecho. Rusia no lo hace, así que nuestro presidente y EEUU aplican sanciones absolutamente legítimas", concluyó el secretario de Energía.