Hasta ahora, las sanciones económicas para Rusia serían la mayor reacción de los aliados internacionales de la OTAN.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El Gobierno del presidente Joe Biden ha destinado $650 millones de dólares de ayuda a Ucrania ante una posible invasión de Rusia, además de abrir créditos por al menos $1,000 millones de dólares, confirmó la vicepresidenta Kamala Harris durante su viaje a Munich, Alemania.

“Hasta ahora hemos ofrecido, ni siquiera ofrecido, hemos transferido y dado $650 millones en ayuda”, expuso la vicepresidenta en conferencia de prensa. “También hemos hecho ciertas garantías de préstamo alrededor de, en particular, $1,000 millones”.

El reporte de este domingo, compartido también por la Casa Blanca, se suma a la reunión especial que el presidente Biden del Consejo de Seguridad, donde se revisó la estrategia militar y acciones económicas ante la situación en la frontera en Ucrania y Rusia, confirmó el secretario Antony Blinken.

“Es una oportunidad para revisar la información más reciente, los datos de inteligencia más recientes, para verificar señales, para verificar planes”, acotó en CBS este domingo.

Agregó que hay una coordinación importante con los socios de la OTAN, así como el plan diplomático para intentar evitar que el presidente Vladimir Putin invada Ucrania.

Blinken estuvo en Munich, Alemania, con la vicepresidenta Harris, y este domingo ha participado en los principales medios de televisión estadounidense, como CNN, CBS, NBC News, donde ha expuesto prácticamente el mismo mensaje sobre el temor real de un conflicto armado, pero sin dejar a un lado los esfuerzos diplomáticos.

El secretario expuso que hay temor real de invasión, debido al número de militares desplegados por Rusia, así como equipo.

“Ciertamente parece que todo lo que dijimos que podría ocurrir en el período previo a la invasión real está sucediendo”, expuso Blinken en NBC News. “Estamos viendo operaciones de falsa bandera en el este de Ucrania, la fabricación de provocaciones y justificaciones para que Rusia invada”.

Reportó el ejercicio militar en Bielorrusia con 30,000 elementos, pero los esfuerzos diplomáticos no terminarán, algo que ha apreciado el presidente ucraniano Vladimir Zelensky.

“Escuchó al presidente decir que mientras la suerte esté echada, hasta que realmente ocurra, hasta que los tanques rueden y los aviones estén en el aire, vamos a intentar todo lo posible para hacer que el presidente Putin revoque la decisión que creemos que ha tomado y disuadirlo”, expresó Blinken.

Hasta ahora, las sanciones económicas para Rusia serían la mayor reacción de los aliados internacionales de la OTAN.