WASHINGTON, EE.UU.- El Gobierno de EE.UU. consideró este lunes que las elecciones primarias celebradas el domingo en Venezuela son "sólo una parte" del proceso democrático que debe conducir a unas elecciones generales "libres y justas" el próximo 7 de octubre.

"Lo que es importante es que el pueblo venezolano tenga la oportunidad de participar en la vida democrática en Venezuela, y de expresar sus opiniones a través de elecciones libres y justas", dijo en una conferencia de prensa el secretario de Estado adjunto para Asuntos Públicos, Mike Hammer.

Hamer dijo que el Gobierno estadounidense espera "ver que, en adelante, los venezolanos tengan nuevas oportunidades para expresarse y poder elegir a sus líderes".

El gobernador del céntrico estado de Miranda, Henrique Capriles, fue el vencedor de las elecciones primarias de la oposición venezolana y será sí el candidato que se enfrentará al presidente Hugo Chávez en las elecciones del 7 de octubre.

Capriles consiguió un 63,9 % de los votos válidos emitidos por los 2,9 millones de personas que participaron.

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela, congeladas desde la retirada mutua de los embajadores en 2010, se enfriaron aún más el pasado mes con el cierre del consulado venezolano en Miami, que sucedió a la expulsión de la cónsul Livia Acosta Noguera.

La expulsión de la diplomática se produjo después de que la cadena de televisión Univisión transmitiera en diciembre pasado el documental "La amenaza iraní", sobre una supuesta planificación en 2006 para atacar a los sistemas de varias plantas nucleares en EE.UU., además de la Casa Blanca, el FBI y la CIA.

Algunos de los entrevistados dijeron que las embajadas de Irán, Cuba y Venezuela habrían participado, algo que la cancillería venezolana tachó de "acusaciones sin fundamento".