"Para el futuro pedimos que, cuando vayamos a un teatro de operaciones, preparemos la estrategia de salida. Debemos poder irnos de otro modo, no de manera precipitada o dependiendo de una decisión exterior", dijo.

Bruselas.- Estados Unidos ha pedido a los países que realizan evacuaciones desde Afganistán que finalicen sus operaciones este viernes 27 de agosto, según explicó este miércoles la ministra de Defensa belga, Ludivine Dedonder, cuyo país ya ha sacado de Kabul a 1,147 personas.

En entrevistas con los diarios belgas "L'Echo" y "De Tijd", la ministra explicó que Washington ha pedido a los aliados que terminen sus operaciones "lo más pronto posible", antes de que ellos tengan que sacar a sus tropas y el material de Afganistán.

"Por el momento contamos con el 27 de agosto, pero esto puede cambiar. El objetivo, en todo caso, es sacar a la gente lo más rápido posible", dijo a "L'Echo", señalando que esta fecha límite es la misma para todas las naciones que operan ahora mismo en Kabul.

Bélgica ha sacado ya del país a 1.147 personas, que fueron trasladadas desde la capital afgana hasta Islamabad, la capital de Pakistán, que está funcionando como base para los vuelos que les llevan después hasta Europa.

De estos evacuados, cerca de 700 ya han llegado a Bélgica, en tres vuelos desde el inicio de la operación el 20 de agosto, el último de los cuales aterrizó esta mañana en la base aérea de Melsbroek, a las afueras de Bruselas, con 198 personas abordo.

Se espera que este miércoles arribe un segundo vuelo con 272 evacuados más.

Tras un inicio difícil por la situación caótica en torno al aeropuerto de Kabul, donde se agolpan centenares de personas que intentan huir del país tras la toma de la capital por los talibanes, Bélgica ha acelerado la evacuación, que según la titular de Defensa, "se ha desarrollado relativamente bien, en un contexto difícil".

No obstante, Dedonder señaló que la situación es "extremadamente volátil" y que "verdaderamente hay que darse prisa porque en un momento u otro las puertas (del aeropuerto de Kabul) van a cerrarse".

"Para el futuro pedimos que, cuando vayamos a un teatro de operaciones, preparemos la estrategia de salida. Debemos poder irnos de otro modo, no de manera precipitada o dependiendo de una decisión exterior", dijo.

La ministra, que no supo dar la cifra de belgas que aún esperan a ser evacuados, explicó que de momento el ejército belga no está realizando operaciones en el exterior del aeropuerto, como han hecho otros países, puesto que no tiene capacidad para hacerlo con seguridad.

Hasta ahora se ha pedido a las personas que vayan por sus propios medios al aeropuerto, pero "como la situación evoluciona se están estudiando todas las opciones posibles", explicó Dedonder, quien no quiso confirmar ni desmentir las informaciones de la cadena pública VRT según las cuales Bélgica habría trasladado en autobuses a unas 250 personas al aeropuerto en una operación secreta sin intervención militar.

Los talibanes han pedido esta semana a los ciudadanos que no vayan al aeropuerto, lo que unido al escaso margen de tiempo para completar las evacuaciones hace temer a muchos países que sus ciudadanos o colaboradores afganos vayan a quedarse atrapados en el país a partir del 31 de agosto.

Pese a la presión europea, expresada por última vez ayer en la reunión de líderes del G7, la administración estadounidense dirigida por Joe Biden ha decidido mantener esa fecha, considerada una línea roja por los talibanes, para la retirada de sus tropas, sin cuya protección el resto de países no ve viable seguir operando.