Biden afirmó que las tropas de su país podrían quedarse en Kabul después del 31 de agosto para completar la evacuación de los ciudadanos estadounidenses, en su entrevista con ABC News.

WASHINGTON.- Estados Unidos está presionando a los talibanes para que dejen un corredor seguro con el fin de que los estadounidenses y sus colaboradores afganos puedan alcanzar el aeropuerto de Kabul, de donde han sido evacuadas 7.000 personas desde el 14 de agosto.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo en una rueda de prensa que los comandantes estadounidenses sobre el terreno "están en comunicación frecuentemente con los talibanes para que faciliten el paso seguro" al aeródromo.

En ese sentido, precisó que el contraalmirante Peter Vasely, que supervisa la operación de evacuación en el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul, habla más de una vez al día directamente con los insurgentes sobre la situación.

Estadounidenses que no pueden llegar al aeropuerto

Desde el Departamento de Estado, el portavoz de la cartera de Exteriores de EE.UU., Ned Price, reconoció que han visto informaciones en redes sociales de que hay personas que no están siendo capaces de alcanzar el aeródromo y que en algunos casos son ciudadanos estadounidenses.

"Estamos haciendo todo lo que podemos mecánicamente, logísticamente... pero por supuesto que también hay un elemento diplomático", admitió.

Price subrayó que es algo que EE.UU. se está tomando "muy en serio": "Nuestra intención es reubicar el máximo número posible de personas tan rápido como podamos".

Washington inició la retirada de sus tropas de Afganistán en mayo pero se ha visto obligado a acelerar la evacuación de los estadounidenses que quedan en Afganistán y de sus aliados tras el rápido avance de los talibanes, que el domingo tomaron Kabul y controlan casi todo el país.

Además, EE.UU. ha tenido que mandar refuerzos militares para garantizar la seguridad del aeropuerto, después de la caída de la capital en manos de los insurgentes.

Según datos del Pentágono, se ha evacuado a 7.000 personas de Afganistán desde el pasado 14 de agosto y actualmente hay 5.200 soldados estadounidenses en Kabul.

Las fuerzas de EE.UU. han habilitado más accesos al aeropuerto para acelerar el proceso de sacar a sus nacionales y sus colaboradores del país asiático.

2.000 evacuados en últimas 24 horas

Entre el miércoles y el jueves 13 aviones militares C-17 han llegado a Afganistán con militares estadounidenses y equipamiento, mientras que otros 12 aparatos de ese tipo despegaron con 2.000 pasajeros a bordo.

Hasta ahora las autoridades de EE.UU. han sido incapaces de desglosar el número de estadounidenses, afganos o ciudadanos de otros países que han sido evacuados en los vuelos militares de EE.UU.

El presidente Joe Biden dijo en una entrevista emitida este jueves con el canal ABC News que todavía hay entre 10.000 y 15.000 estadounidenses que necesitan ser evacuados, además de entre 50.000 y 65.000 afganos y sus familias a quienes EE.UU. quiere sacar del país.

El Pentágono ha asegurado que los talibanes no están interfiriendo en la evacuación de los estadounidenses, aunque ha admitido que hay informaciones de que están bloqueando el acceso al aeropuerto de los afganos que quieren salir en los vuelos de EE.UU.

El diario The New York Times reveló este jueves que los insurgentes están buscando a personas que han trabajado con las fuerzas de EE.UU. y de la OTAN en Afganistán para castigarlas y han amenazado con matar o arrestar a sus familiares si no las localizan.

El periódico citó como fuente un documento confidencial de Naciones Unidas compartido de manera interna en la organización, que está fechado ayer miércoles y fue proporcionado por el Norwegian Center of Global Analyses, un grupo asesor de amenazas que provee información de inteligencia a agencias de la ONU.

De acuerdo con el documento, hay informaciones de que los talibanes tienen una lista de personas y localizaciones, y han ido puerta por puerta "arrestando y/o amenazando con matar o arrestar a miembros de la familia de las personas objetivo a menos que se entreguen ellos mismos a los talibanes".

Preocupación por represalias de los Talibanes

A ese respecto, los ministros de Exteriores del G7 reunidos este jueves por videoconferencia expresaron su preocupación por las "represalias violentas" en algunas zonas de Afganistán ante el avance del control talibán, indicó en un comunicado Gobierno del Reino Unido, presidente de turno del grupo.

Los ministros subrayaron la "importancia de que los talibanes cumplan su compromiso de asegurar la protección de los civiles".

Los representantes de EE.UU., Alemania, Francia, Italia, Canadá, Japón, el Reino Unido y la Unión Europea (UE) instaron asimismo a los talibanes a "garantizar un paso seguro" para aquellos extranjeros y afganos que quieran abandonar el país.

El Pentágono reveló este jueves que cazabombarderos F-18 de EE.UU. están sobrevolando Kabul para garantizar la seguridad en el aeropuerto, aunque matizó que no lo hacen a baja altura y que no suponen ninguna demostración de fuerza.

Biden afirmó que las tropas de su país podrían quedarse en Kabul después del 31 de agosto para completar la evacuación de los ciudadanos estadounidenses, en su entrevista con ABC News.

Sin embargo, el portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby, subrayó este jueves que todavía no se ha tomado la decisión de modificar la fecha tope del 31 de agosto para culminar la retirada de todas las tropas de EE.UU. de Afganistán.