Washington, EE.UU.- El Departamento de Estado de EE.UU. reduce drásticamente su ayuda militar y al combate del narcotráfico a México y Colombia en el presupuesto presentado este lunes por el presidente Barack Obama para 2012 y marcado por la austeridad.

Estados Unidos pasa de destinar 352 millones de dólares a sólo 85 millones en el presupuesto de 2012 a la región latinoamericana en ayuda militar, con México y Colombia como principales damnificados.

México pasa de 260 millones a 8 millones y Colombia de 55 millones de dólares a 44 millones, respecto a los datos de 2010, ya que en 2011 republicanos y demócratas no se pusieron de acuerdo en los presupuestos de EE.UU., por lo que se prorrogó el del año anterior.

También en la lucha contra el narcotráfico la región verá disminuidos los fondos desde EE.UU. de 701 millones a 565 millones de dólares.

Colombia verá reducida su financiación hasta los 160 millones de dólares, 80 millones menos que en 2011.

Por su parte, México recibirá 248 millones de dólares, 40 millones de dólares menos; y Bolivia la mitad de lo percibido, es decir, 10 millones de dólares.

"La asistencia extranjera a diversos países ha sido eliminada para concentrarnos en financiar regiones con las mayores necesidades de asistencia", explicó en un comunicado el Departamento de Estado.

Entre las prioridades clave para EE.UU. se encuentran "Israel, Pakistán y otros socios y aliados, así como programas que son críticos para contener amenazas trasnacionales como terrorismo y tráficos de drogas, armas y personas".

Thomas Nides, subsecretario del Departamento de Estado, explicó en rueda de prensa que Israel mantendrá su ayuda de 3.000 millones de dólares, así como Egipto, a quien se destina 1.500 millones de dólares.

En total, el Departamento de Estado de EE.UU. elevará su presupuesto destinado a ayuda internacional un 1 por ciento, y se situará en 47.000 millones de dólares, con recortes en narcotráfico y terrorismo y ligeros aumentos en lucha contra enfermedades y malnutrición.

Entre las partidas que ven aumentar sus fondos se encuentra la Iniciativa para la Salud Global, destinada a combatir enfermedades como el sida, la malaria o la tuberculosis en países en vías de desarrollo, que sube un 11 por ciento, hasta los 8.700 millones de dólares.

Los programas de alimentación y lucha contra el cambio climático, 1.400 millones de dólares, y 4.200 millones para programas de refugiados y desplazados, también mantienen las cifras anteriores.

Por sectores, a la lucha contra el narcotráfico se destinan 1.500 millones de dólares, 340 millones menos que en el anterior ejercicio.

A los programas antiterroristas se les recorta casi 50 millones de dólares, hasta los 708 millones de dólares, y en los de ayuda militar se mantiene el monto 5.500 millones de dólares.

En operaciones de mantenimiento de la paz, los recortes de 40 millones de dólares se darán, principalmente, en Somalia, con la eliminación de casi el 50 por ciento, hasta los 51 millones, y Liberia, que verá reducidos sus aportes a la mitad, hasta 5 millones de dólares.

Dentro de la disminución en la ayuda a la lucha contra el narcotráfico, Afganistán verá reducida los fondos de 589 millones de dólares a 324 millones, y Pakistán de 170 millones a 125 millones.

El foco en la atención de EE.UU. contra el narcotráfico parece desplazarse ahora hacia África donde se triplican los fondos, de 35 millones a 91 millones de dólares, con especial énfasis en Sudán, Congo, Kenia y Liberia