"Estamos literalmente viendo cómo se quema (la ciudad). Es devastador para nuestra gente", señaló el alcalde de Superior, Clint Folsom, en declaraciones al diario Denver Post.

Washington.- Más de 500 casas destruidas y 30.000 personas evacuadas es el saldo de varios incendios fuera de control en el estado de Colorado (EE.UU.), informaron este viernes las autoridades locales.

Los fuegos, avivados por fuertes vientos de más de 100 kilómetros por hora, se propagan con gran velocidad y han obligado a evacuar las localidades de Superior, con más de 12.000 habitantes, y Louisville, con 20.000.

El área afectada se encuentra unos 30 kilómetros al noroeste de Denver, la capital del estado.

"Estamos literalmente viendo cómo se quema (la ciudad). Es devastador para nuestra gente", señaló el alcalde de Superior, Clint Folsom, en declaraciones al diario Denver Post.

Más de 15.000 hogares se encuentran, además, sin servicio eléctrico por la caída de postes de transmisión.

El gobernador del estado, Jared Polis, declaró el estado de emergencia ante el peligro de los incendios y la dificultad para controlarlos.

Por el momento, sin embargo, no se han reportado víctimas mortales.

Colorado, como muchas partes del oeste de Estados Unidos, ha sufrido sequías extremas en los últimos años, lo que facilita las condiciones para la erupción de estos rápidos y violentos incendios.