El comunicado señala que se incrementará el apoyo a los empresarios cubanos independientes, en sectores independientes al estatal.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este lunes que restablecerá los vuelos comerciales a Cuba, que ahora solo llegaban a La Habana, y que suspenderá el límite de 1.000 dólares por trimestre a las remesas, dando marcha atrás en algunas de las medidas más duras de su antecesor, Donald Trump.

Biden también restablecerá un programa de reunificación familiar que llevaba suspendido desde hace años, informó en un comunicado el Departamento de Estado.

En medio del debate y las críticas por el anuncio estadounidense de que Cuba no está invitado a la Cumbre de las Américas que se realizará en junio en Los Ángeles, el Departamento de Estado señaló en un comunicado que “el pueblo cubano está enfrentando una crisis humanitaria sin precedentes” y que Estados Unidos seguirá empoderando a los cubanos para “ayudarlos a crear un futuro libre de represión y sufrimiento económico”.

Por lo anterior, el gobierno anuncio que facilitará la reunificación familiar, al reinstalar el Programa Cubano de Reunificación Familiar (CFRP), suspendido en la administración de Donald Trump, y seguirá “incrementando la capacidad de los servicios consulares”. Detalló que el procesamiento de visas para inmigrantes se reinició, si bien de forma limitada, el 3 de mayo de este año en La Habana.

El comunicado señala que se incrementará el apoyo a los empresarios cubanos independientes, en sectores independientes al estatal. “Exploraremos las opciones para ampliar el apoyo a métodos de pago adicionales para las actividades en internet, los pagos electrónicos y los negocios con empresarios cubanos independientes. Trabajaremos para ampliar el acceso de los empresarios al microfinanciamiento y el entrenamiento”.

Finalmente, el comunicado indica que Estados Unidos buscará garantizar que los envíos de dinero fluyan más ágilmente al pueblo cubano, “sin enriquecer a quienes perpetran abusos de derechos humanos”. En ese sentido, detalla que se eliminará el “límite actual a las remesas enviadas a las familias de mil dólares por trimestre por cada remitente-receptor”, y que se autorizarán “las remesas donativas (es decir, no familiares)” para apoyar “a los empresarios cubanos independientes”. El documento aclara que no se eliminarán “entidades de la lista restringida de Cuba”.

En otro comunicado, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que con estas acciones, Estados Unidos busca apoyar “las aspiraciones de libertad y mayores oportunidades económicas de los cubanos”. Al mismo tiempo, llamó al “gobierno cubano a liberar de forma inmediata a los prisioneros políticos, a respetar las libertades fundamentales del pueblo cubano y a permitirle determinar su futuro”.