París.- Manuel Valls, responsable de comunicación del candidato socialista a la Presidencia, François Hollande, acusó hoy al presidente, Nicolas Sarkozy, de "organizar mítines con dinero público", en referencia a sus discursos como jefe de Estado.

"Ya basta de utilizar los medios del Estado" para su campaña, indicó Valls en la emisora "Europe 1", donde aseguró que presentarán una reclamación ante la Comisión Nacional de Cuentas de Campaña.

Es la segunda vez que miembros de la campaña del candidato socialista acuden a este organismo, al que ya recurrieron a finales de noviembre pasado, poco después del triunfo de Hollande en las primarias que organizó su partido para designar un candidato.

En aquella ocasión, la Comisión estimó que una parte de los gastos de los viajes del presidente podían ser adjudicados al presupuesto de su campaña si Sarkozy se declaraba candidato y si se demostraba que en ellos desvelaba propuestas electorales.

Valls señaló que Sarkozy "no respeta la ley" al "organizar auténticos mítines con dinero público" y puso como ejemplo el discurso que pronunció la semana pasada en la central nuclear de Fessenheim, donde atacó las propuestas de Hollande en materia energética.

El portavoz de Hollande se refirió también a la propuesta del candidato centrista, François Bayrou, de ayudar a la ultraderechista Marine Le Pen a obtener los avales para poder presentar su candidatura en caso de que no los obtenga.

Valls se mostró en contra de esta medida por considerarla contraria al espíritu de la ley francesa, que impone que cada candidato debe recolectar la firma de 500 cargos electos para poder presentarse a las Presidenciales.

Le Pen, a quien los sondeos acreditan de entre un 15 y un 20 por ciento de los sufragios, asegura que tiene problemas para lograr los avales requeridos y acusa a los grandes partidos de lanzar consignas a sus cargos electos para que no le den su firma.