Miembros del Estado Islámico

BEIRUT.- El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha asesinado a al menos 54 personas en los últimos cinco días en distintas partes de la provincia nororiental siria de Deir al Zur por diversas acusaciones, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los últimos asesinados han sido ocho hombres y jóvenes que perdieron la vida este lunes a manos del EI en la capital homónima de la provincia: uno de ellos fue decapitado por presuntamente colaborar con el régimen sirio y el resto murieron tiroteados, acusados de tráfico de drogas por los yihadistas.

Los asesinatos de estos cinco días no solo han tenido lugar en la ciudad de Deir al Zur, sino también en otras localidades de la provincia.

Las víctimas fueron ejecutadas por diversos "cargos" como apostasía, luchar contra el EI, colaborar con los rebeldes sirios adversarios de los radicales o unirse a los miembros de la tribu Al Shaitat, enemiga de los extremistas, para combatir junto a las filas del ejército sirio en Palmira.

El EI proclamó a finales de junio de 2014 un califato en Irak y Siria, donde ha tomado amplias zonas de ambos países.