Las discrepancias en el seno del Gobierno catalán con respecto a cuál es la respuesta más idónea ante la aplicación del artículo 155 son aún la nota dominante a solo dos días de que el Senado apruebe las medidas anunciadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy

REDACCIÓN.- Las discrepancias en el seno del Gobierno catalán con respecto a cuál es la respuesta más idónea ante la aplicación del artículo 155 son aún la nota dominante a solo dos días de que el Senado apruebe las medidas anunciadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy para intervenir la autonomía de Cataluña.

El debate interno en el 'Govern' se desarrolla entre tres posibles opciones: una declaración unilateral de independencia, la proclamación de la república previa a unas elecciones constituyentes y la convocatoria de unas elecciones autonómicas en Cataluña que eviten el conflicto con el Estado español.

En medio de esta crisis, el presidente catalán, Carles Puigdemont, mantiene diversas reuniones con partidos, entidades soberanistas y destacadas figuras de la política catalana; las últimas de ellas han sido con el expresidente de la Generalitat y senador del PSC José Montilla y con el también expresidente Artur Mas.

Los próximos dos días serán claves en el desarrollo de la crisis catalana.

El 'Parlament' celebra mañana jueves -en un horario aún por fijar- un pleno en el que determinará su respuesta a la aplicación del artículo 155. El viernes por la mañana tendrá lugar, también en el Parlamento catalán, el pleno correspondiente a la votación de la respuesta que haya decidido la Cámara, mientras que en Madrid se celebrará al mismo tiempo el pleno del Senado en el que se votará la autorización al Gobierno a las medidas del artículo 155