El director general del OIEA, Mariano Grossi, señaló en un comunicado que se habían registrado "fuertes explosiones" en las inmediaciones de la central nuclear, la mayor de Europa.

MOSCÚ.- El Kremlin acusó este lunes a las fuerzas ucranianas de atacar el fin de semana la central atómica de Zaporiyia, al sur de Ucrania, y pidió al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) tomar cartas en el asunto.

"Eso debe despertar una gran preocupación al OIEA y vemos que están preocupados. Les llamamos a ellos y a los países del mundo a utilizar su influencia para conseguir que las fuerzas armadas de Ucrania dejen de hacerlo", dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.

La agencia nuclear de la ONU denunció este domingo bombardeos con impactos muy cercanos a la central atómica de Zaporiyia, que consideró "inaceptables", aunque de momento no hayan causado daños críticos para la seguridad de las instalaciones.

El director general del OIEA, Mariano Grossi, señaló en un comunicado que se habían registrado "fuertes explosiones" en las inmediaciones de la central nuclear, la mayor de Europa.

Expertos del OIEA presentes en las instalaciones informaron sobre más de una docena de explosiones seguidas en la mañana del domingo e incluso pudieron observar algunos desde la ventana de su lugar de residencia.

El bombardeo "es extremamente preocupante", señaló Grossi, sin atribuir la responsabilidad a ningún bando.

Grossi reiteró su llamamiento a Moscú y Kiev para acordar cuanto antes una zona de seguridad nuclear alrededor de la central.

La agencia nuclear ucraniana Energoatom responsabilizó a su vez a las fuerzas rusas de atacar la central.