Peskov insistió en que el ingreso de Suecia y Finlandia en la OTAN "no contribuirá a fortalecer la arquitectura de seguridad" en el continente europeo.

RUSIA.- El portavoz de la presidencia rusa aseguró que su país sigue de cerca el debate en Suecia sobre la posibilidad de esa nación de ingresar en la OTAN, después de que el partido gobernante sueco anunciara el domingo su postura favorable a la adhesión, en momentos que Finlandia se prepara para formalizar su entrada a la Alianza Atlántica

"Seguimos muy atentamente lo que va a ocurrir y tomamos nota de todas las declaraciones", dijo el portavoz, Dmitri Peskov.

Peskov insistió en que el ingreso de Suecia y Finlandia en la OTAN "no contribuirá a fortalecer la arquitectura de seguridad" en el continente europeo.

"Es un asunto serio. Un asunto que nos preocupa y vamos a seguir muy atentamente las consecuencias prácticas que pueda tener la entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN para nuestra seguridad", dijo el representante del Kremlin.

Agregó que Moscú no tiene disputas territoriales con ninguno de estos dos países, a diferencia de Ucrania, al comentar los planes de Estocolmo y Helsinki de sumarse a la Alianza Atlántica a raíz de la campaña militar rusa en Ucrania.

"No tenemos disputas territoriales con Finlandia y Suecia. Mientras, Ucrania potencialmente podía convertirse en miembro de la OTAN y entonces habría un litigio territorial con un miembro de la Alianza, lo que conllevaría riesgos enormes para todo el continente", dijo Peskov.

El Riksdag (Parlamento sueco) acoge hoy un debate sobre asuntos de seguridad al que podría seguir una reunión extraordinaria del Gobierno y el anuncio del envío de una solicitud formal de ingreso a la Alianza Atlántica.

Para el martes está prevista una visita oficial a Suecia de Sauli Niinistö, presidente de Finlandia, país vecino y también aliado pero no miembro de la Alianza y que este fin de semana dio un paso decisivo hacia su adhesión a la OTAN.