Los tuits más populares de este año fueron los dedicados a Ucrania, en los que el papa pedía el final de la guerra, así como los mensajes de apoyo a comunidades heridas por otros conflictos y catástrofes.

CIUDAD DEL VATICANO.- La cuenta de Twitter del papa cumplió hoy su primera década de actividad y celebró su cumpleaños social con un agradecimiento a los más de 53 millones de seguidores de sus distintos perfiles y con un llamamiento al "diálogo".

"Gracias a cuantos me siguen en esta cuenta, nacida hace diez años para anunciar también aquí la alegría del Evangelio. Sigamos tejiendo juntos una red de espacio libre para favorecer el encuentro y el diálogo y valorizar lo que nos une", publicó hoy la cuenta oficial de Twitter del papa en español.

El papa lanza sus tuits en nueve idiomas: inglés, español, francés, portugués, alemán, italiano, polaco, árabe y latín a través de sus nueve perfiles oficiales distintos, cada uno de ellos dedicado a una lengua.

Las cuentas en español e inglés concentran la mayoría de los usuarios, con cerca de 19 millones de seguidores cada una, y los perfiles en italiano y portugués rondan los 5 millones, mientras que un millón prefiere leerle en latín.

Desde enero de este año los perfiles del pontífice sumaron 800.000 seguidores nuevos, especialmente en las cuentas en español, inglés e italiano.

Los tuits más populares de este año fueron los dedicados a Ucrania, en los que el papa pedía el final de la guerra, así como los mensajes de apoyo a comunidades heridas por otros conflictos y catástrofes.

Los perfiles del pontífice en la red social, abiertos el 3 de diciembre del 2012, sumaron más de 600.000 seguidores durante las primeras 24 horas de vida y antes de empezar a publicar contenido.

El pionero en esta red social fue Benedicto XVI, que nueve días más tarde de la apertura de las cuentas, el 12 de diciembre de 2012, envió su primer tuit desde una tableta en la audiencia general de los miércoles, anunciando su llegada a la red social del pajarito.

"Queridos amigos, me uno a vosotros con alegría por medio de Twitter. Gracias por vuestra generosa respuesta, os bendigo a todos de corazón", escribía en su primer mensaje.

Sin embargo, dos meses después, el pontífice alemán renunció al ministerio petrino y la cuenta "pontifex" cambió su foto de perfil por la del argentino Jorge Mario Bergoglio, el primer papa latinoamericano de la historia milenaria de la Iglesia.