El Vaticano confirmó la llegada de la misiva y agregó que Francisco "era cercano a los sufrimientos de la ciudad, a su gente, a quienes tuvieron que escapar y quienes están llamados a administrarla".

REDACCIÓN.- El papa podría viajar a Ucrania, escenario de una guerra tras la invasión de Rusia, pues cuando se le preguntó durante el vuelo que le llevaba a Malta sobre si estaba tomando en consideración la invitación para ir a Kiev, Francisco respondió: "sí, esta sobre la mesa" .

Tanto el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, como el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, han invitado al pontífice a viajar hasta ese país para mostrar su proximidad a la población ucraniana por una guerra que el papa ha criticado reiteradamente, además de ofrecerse a hacer "todo lo necesario" para lograr su final.

Francisco y Zelenski hablaron por teléfono el pasado 22 de marzo, cuando el mandatario ucraniano aseguró al pontífice que "es el invitado más esperando en el país", mientras que el papa le dijo que está "rezando y haciendo todo lo posible para poner fin a la guerra, provocada tras la invasión de Rusia".

Previamente, Klitschko envió una carta a Francisco para invitarle a visitar la ciudad: "Creemos que la presencia de los líderes religiosos del mundo en Kiev es clave para salvar vidas y allanar el camino hacia la paz en nuestra ciudad, en nuestro país, y en todos los lugares", escribió entonces el alcalde.

El Vaticano confirmó la llegada de la misiva y agregó que Francisco "era cercano a los sufrimientos de la ciudad, a su gente, a quienes tuvieron que escapar y quienes están llamados a administrarla".