Ofrece "sinceras oraciones para que Dios Todopoderoso conceda paz eterna a los que han muerto, consuelo a los que lloran su pérdida y fortaleza a todos los afectados por esta terrible tragedia".

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco envió un telegrama de condolencias por las víctimas de los últimos tornados en Estados Unidos que ha dejado decenas de muertos y una enorme devastación y agradeció el trabajo de los socorristas.

En el mensaje transmitido, en nombre del pontífice, por el secretario de Estado Pietro Parolin al arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, José H. Gómez, dice estar "apenado al enterarse del devastador impacto de los tornados que han azotado el centro y sur de Estados Unidos en los últimos días".

Ofrece "sinceras oraciones para que Dios Todopoderoso conceda paz eterna a los que han muerto, consuelo a los que lloran su pérdida y fortaleza a todos los afectados por esta terrible tragedia".

También agradece "los incansables esfuerzos de los socorristas y de todos los involucrados en la atención de los heridos, las familias de luto y los desamparados" e "invoca para todos aquellos que están comprometidos en la gran labor de recuperación y reconstrucción los dones del Señor de fuerza y generosa perseverancia en el servicio de sus hermanos".

La serie de tornados más intensa que se recuerda azotó en la madrugada del sábado seis estados de EE. UU. y dejó decenas de muertos y un número indeterminado de desaparecidos, además de una estela de devastación que se ha llevado por delante poblaciones enteras y ha provocado incontables daños.

La tormenta, que comenzó en la noche del viernes, golpeó con fuerza Arkansas, Illinois, Kentucky, Missouri, Misisipi y Tennessee y, según el Servicio Nacional de Meteorología (NWS, en inglés), se recibieron informes de 37 tornados en distintos estados.