GINEBRA.- El papa Francisco pidió hoy "unidad" cristiana frente a la división, los desacuerdos y las recriminaciones mutuas entre las diferentes iglesias durante siglos, en su primera homilía en el centro ecuménico del Consejo Mundial de Iglesias (CMI).

"¡Cuán difícil es superar resentimientos y fomentar la fraternidad. Cuán difícil es dejar atrás siglos de desacuerdos y recriminaciones mutuas!", dijo Francisco en su primera reflexión de su estancia en Ginebra en la capilla ecuménica del CMI.