x

El papa Francisco se reunirá en Lisboa con víctimas de abusos sexuales de la Iglesia

Abusos

La Iglesia portuguesa, que solo se ha mostrado dispuesta a indemnizar a las víctimas si la Justicia lo ordena, ha dejado a criterio de los obispos la suspensión de sacerdotes en activo sospechosos de abusos.

Papa Francisco / Archivo

Lisboa.- El papa Francisco se reunirá en agosto en Lisboa con víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica, en el marco de su visita de cinco días a Portugal con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

El presidente de la Fundación JMJ Lisboa 2023, el obispo Américo Aguiar, evitó hoy dar detalles del encuentro durante la presentación del programa de la JMJ, que transcurrirá entre el 1 y el 6 de agosto en la capital lusa.

La organización no precisó, cuándo, dónde o en qué circunstancias se producirá la reunión del papa con las víctimas por respeto a su identidad.

«Respetamos a las personas invitadas a participar que no se sentirían cómodas con la presencia de medios. No es un tabú ni para ocultar información. Es un pacto de caballeros», señaló Aguiar en rueda de prensa.

«Tenemos que salvaguardar a las víctimas», insistió el obispo, que apuntó que el encuentro se produce tanto por voluntad del papa como de la iglesia de Portugal.

Aunque no precisó tampoco cuántas víctimas podrían asistir a la reunión con Francisco, recordó que alrededor de una treintena acudió personalmente a las convocatorias de las comisiones diocesanas durante el proceso de investigación de abusos realizado en Portugal.

La comisión independiente que investigó los abusos en la Iglesia Católica lusa concluyó, en el informe presentado el pasado febrero, que al menos 4.800 menores fueron abusados durante los últimos 70 años.

La Iglesia portuguesa, que solo se ha mostrado dispuesta a indemnizar a las víctimas si la Justicia lo ordena, ha dejado a criterio de los obispos la suspensión de sacerdotes en activo sospechosos de abusos.

Desde febrero, al menos trece sacerdotes han sido suspendidos en distintas diócesis del país, en especial en Lisboa y Oporto.

Tras la disolución de la comisión de expertos, la Iglesia católica ha creado a un nuevo grupo de trabajo, llamado Vita, que pretende atajar la pederastia con apoyo a las víctimas y a los abusadores.

Comenta con facebook
Subscríbete a nuestro canal de YouTube