Durante su breve visita el sábado a la ciudad en el centro montañoso de Italia, Francisco pidió a las nuevas generaciones que tengan “coraje” para abandonar los combustibles fósiles.

Roma.- El papa Francisco viajó a Asís, la ciudad natal de su santo homónimo, donde hizo un llamado a los jóvenes con la esperanza de que puedan ayudar a salvar la tierra y hacer que la economía mundial esté más atenta a los pobres.

Durante su breve visita el sábado a la ciudad en el centro montañoso de Italia, Francisco pidió a las nuevas generaciones que tengan “coraje” para abandonar los combustibles fósiles. Aseguró que estaba depositando muchas esperanzas en los jóvenes porque las generaciones mayores no saben cómo proteger el planeta y asegurar la paz.

El pontífice habló en una reunión de unos 1.000 jóvenes, algunos de ellos economistas y otros involucrados en esfuerzos que incluyen nuevas empresas enfocadas en ayudar al medio ambiente.