La radio checa indicó que otro paquete sospechosos llegó hoy a la Embajada de Ucrania en Praga, pero que en esta ocasión no fue necesaria la evacuación.

Viena.- El paquete sospechosos que obligó a evacuar hoy el consulado de Ucrania en Brno, la segunda ciudad de la República Checa, no contenía material explosivo sino tejido de animales muertos, indican los medios checos y las autoridades ucranianas.

Inicialmente, la Policía informó de que "un envío sospechoso, que se corresponde con los interceptados en España, llegó al consulado de Ucrania en Brno esta mañana" y se iba a analizar con rayos X.

Aparte del consulado, fueron cerradas varias calles cercanas y evacuados varios edificios, incluyendo una guardería, explicó la policía local en Twitter.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de Ucrania, Oleg Nikolenko, señaló en la red social Facebook que el paquete, al igual que el recibido en oficinas diplomáticas en otros países, contenía ojos de animales.

La radio checa indicó que otro paquete sospechosos llegó hoy a la Embajada de Ucrania en Praga, pero que en esta ocasión no fue necesaria la evacuación.

Según Radio Praga, las autoridades checas han instado al personal de todos los consulados en la República Checa y también de las empresas locales de armamento a estar lo más atentos posible cuando reciben cartas y paquetes.

La República Checa es uno de los países que más activamente apoya a Ucrania contra la agresión rusa, incluyendo el envío de armamento y municiones.

En España se han descubierto en los últimos días varias cartas bomba, hechas de forma casera y relacionadas con la invasión rusa de Ucrania.