Zeman, en el pasado criticado por ser prorruso, había cambiado de postura tras la invasión rusa para apoyar plenamente la asistencia de la República Checa a Ucrania.

Viena/Praga.- El presidente de la República Checa, el socialdemócrata Milos Zeman, expresó este lunes en Praga su esperanza de que al final Rusia se retirará de Ucrania.

En su último discurso televisado de Navidad, el jefe de Estado checo dijo que "la presión de los países libres tarde o temprano hará que Rusia abandone el territorio de Ucrania".

Zeman, en el pasado criticado por ser prorruso, había cambiado de postura tras la invasión rusa para apoyar plenamente la asistencia de la República Checa a Ucrania.

Casi medio millón de refugiados de Ucrania viven ahora en la República Checa, uno de los países europeos más activos en el apoyo militar y económico para el país invadido.

Zeman destacó que siempre ha defendido la necesidad de mantener relaciones económicas correctas con Rusia, sobre todo por la importancia del sector energético.

Sin embargo, "ahora la seguridad es más importante que los intereses económicos del mundo y de la República Checa", dijo el presidente saliente.

La República Checa, que en 1968 fue víctima de una invasión soviética, celebra el 13 y 14 de enero próximo elecciones presidenciales, en las que se busca un sucesor para Zeman, quien ha estado diez años en el cargo