PUERTO PRINCIPE, Haití.- El presidente de Haití, Michel Martelly, expresó este sábado su pesar por la muerte de su homólogo de Malaui, Bingu wa Mutharika, a consecuencia de un infarto hace dos días, al tiempo que abogó porque la transición política en ese país "pueda lograrse en un clima tranquilo y sereno".

En un comunicado difundido por la Presidencia, Martelly extendió su pesar a la familia del fallecido gobernante, así como a los funcionarios de su Gobierno y al pueblo de Malaui.

Asimismo, expresó su interés de que la transición política en esa nación se "puede lograr en un clima tranquilo y sereno como un homenaje a la memoria del líder desaparecido".

La vicepresidenta malauí, Joyce Banda, asumió la Presidencia y pidió calma ante las maniobras de varios ministros del Gabinete de Mutharika para impedir su toma de posesión, tal y como está establecido en la Constitución del país.