El gobierno de Boris Johnson, criticado por la complejidad a la que se enfrentan los refugiados ucranianos.

REDACCIÓN.- El príncipe Carlos, heredero de la corona británica, rindió este domingo un homenaje a los refugiados y a quienes les abren las puertas durante un mensaje para la Pascua en el que también mencionó la guerra en Ucrania.

"Hoy, millones de personas se encuentran desplazadas, cansadas por su viaje desde lugares problemáticos, heridos por el pasado, con miedo al futuro, y necesitan ser acogidos con amabilidad y poder descansar", declaró Carlos, de 73 años, el hijo mayor de lareina Isabel II, que cumplirá 96 años el próximo jueves.

"Estos últimos años, se me ha roto el corazón viendo el sufrimiento de las víctimas inocentes de los conflictos, o de la persecución, algunas de las cuales he conocido y me han contado historias trágicas e indecibles al verse obligadas a huir de sus países y buscar refugio lejos de casa", agregó.

"Pero en medio de toda esta tristeza y esta inhumanidad, ha sido particularmente emocionante ver como tanta gente está dispuesta a abrir su casa a los que lo necesitan y cómo han ofrecido su tiempo y sus recursos para ayudar a los que pasan por tal prueba y que se enfrentan a este tipo de pena", continuó.

El gobierno de Boris Johnson, criticado por la complejidad a la que se enfrentan los refugiados ucranianos para reunirse con familiares en Reino Unido, lanzó un programa de acogida a domicilio en el cual 200.000 británicos propusieron abrir sus casas a ucranianos que huyeron del país por la invasión rusa.

Según los últimos datos, el gobierno entregó 56.500 visas hasta el 13 de abril para un total de 94.700 demandas.

Según la ONU, más de cinco millones de personas huyeron de Ucrania desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.