El terremoto, que también se sintió en la República Dominicana, se registró a las 08.29 hora local, a unos 12 kilómetros de la localidad de Saint-Louis du Sud, con un epicentro de 10 kilómetros de profundidad.

SAN SALVADOR.- El Salvador se solidarizó este sábado con el pueblo y el Gobierno de Haití por la situación que atraviesa a raíz de un terremoto que dejó al menos 29 muertos e importantes daños materiales.

El Gobierno salvadoreño también hace votos por la pronta recuperación de los damnificados, las víctimas que resultaron heridas y las comunidades afectadas, según indica un comunicado difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores (RREE).

"Esperamos que el hermano pueblo haitiano supere la emergencia registrada en el corto plazo", agrega la nota.

Al menos 29 personas perdieron la vida a causa del terremoto de magnitud 7,2, que se registró este sábado al noreste de Saint-Louis du Sud, en el sur de Haití, según los primeros datos divulgados por el Servicio de Protección Civil del país en una rueda de prensa.

Anteriormente, el primer ministro, Ariel Henry, calificó de "dramática" la situación como consecuencia del sismo, que provocó, según dijo, "varias pérdidas de vidas humanas y materiales" en varios departamentos del país, el más pobre de América.

El terremoto, que también se sintió en la República Dominicana, se registró a las 08.29 hora local, a unos 12 kilómetros de la localidad de Saint-Louis du Sud, con un epicentro de 10 kilómetros de profundidad, y a este siguió una réplica de magnitud 5,2 a 17 kilómetros de la localidad de Chantal, también con el epicentro de 10 kilómetros de profundidad.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA, en inglés) emitió una alerta de tsunami que posteriormente levantó al determinar que pasó la amenaza de que se produzca ese fenómeno.

Esa agencia geológica asignó a este terremoto una alerta roja en su escala de daños humanos, que significa que "es probable que haya un alto número de víctimas y es probable que el desastre afecte a una zona extensa", indicó en su página web.

En enero de 2010, un terremoto de magnitud 7 en Haití dejó 300.000 muertos, igual cantidad de heridos y 1,5 millones de damnificados.