Desde la asociación para mejorar la accesibilidad digital, Séverine Kas señaló que este modelo “fomenta el descubrimiento” y lamentó que la orientación puede ser “a menudo difícil en los museos y puede ser un obstáculo para los visitantes invidentes”, por lo que celebró esta iniciativa que permite “usar ambas manos para obtener una visión general y comprender los edificios”.

La Haya.- El Museo Van Gogh de Ámsterdam va a instalar una maqueta táctil de su edificio en la entrada, con todas las plantas y rutas peatonales, para hacer que la pinacoteca sea más accesible para los visitantes con discapacidad visual, la primera iniciativa de este tipo en un museo de Países Bajos, anunció el museo este viernes.

La maqueta táctil es un modelo único impreso en 3D que permite a todos los visitantes, incluidos los que acuden con visita guiada, tocarlo y sentir la ruta por la que quieren moverse por el edificio, y les ayuda a comprender el diseño de la pinacoteca y lo que se ofrece en cada piso para orientarse mejor.

“Al sentir el modelo, los visitantes ciegos y con deficiencias visuales pueden experimentar la arquitectura y el diseño de los edificios”, dice el Museo Van Gogh en un comunicado.

Aunque la maqueta táctil se instalará a partir de mañana en el pasillo de entrada, para que los visitantes puedan orientarse nada más acceder al edificio, este modelo ofrece una perspectiva tanto del interior como del exterior del museo, que fue diseñado por el arquitecto neerlandés Gerrit Rietveld (1888-1964) e inaugurado en 1973.

La maqueta contiene dos elementos: la versión en miniatura del exterior del complejo del museo y un modelo abierto de todos los pisos, mostrando dónde se encuentran, por ejemplo, los ascensores para cambiar de planta.

La directora de la pinacoteca, Emilie Gordenker, señaló que esta iniciativa supone dar “un paso más en la mejora de la accesibilidad” al Museo Van Gogh de Ámsterdam y señaló que espera “realizar más mejoras en los próximos años para ofrecer a todos los visitantes una experiencia inolvidable”.

Además, el museo ofrece un programa artístico interactivo para personas con discapacidad visual, denominado “Feeling Van Gogh” (Sintiendo a Van Gogh, en inglés).

La educadora del museo, Mirjam Eikelenboom, subrayó que es “vital que los visitantes ciegos y con deficiencias visuales también se sientan bienvenidos en nuestro museo” porque, concluyó, “experimentar el arte es más que simplemente verlo”.

La elaboración de esta maqueta contó con la colaboración de visitantes con discapacidad visual, que acudieron a sesiones de prueba que permitieron desarrollar el modelo correcto.

Desde la asociación para mejorar la accesibilidad digital, Séverine Kas señaló que este modelo “fomenta el descubrimiento” y lamentó que la orientación puede ser “a menudo difícil en los museos y puede ser un obstáculo para los visitantes invidentes”, por lo que celebró esta iniciativa que permite “usar ambas manos para obtener una visión general y comprender los edificios”.

El museo está desarrollando planos de planta táctiles que se instalarán junto a las entradas de los ascensores en cada piso de la colección permanente, que incluirán información detallada sobre las rutas por las que caminar y sobre lo que se exhibe en cada piso, aunque también habrá planos táctiles para exposiciones temporales.