GUATEMALA.- El volcán de Fuego de Guatemala, situado a 50 kilómetros al suroeste de la capital, registró durante las últimas 24 horas 'explosiones débiles' acompañadas de retumbos.

El coloso también tiene una columna de ceniza de hasta 4.800 metros de altura sobre el nivel del mar, según el boletín vulcanológico diario emitido por el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh).

El volcán, de 3.763 metros de altitud y que está ubicado entre los departamentos de Chimaltenango, Escuintla y Sacatepéquez (suroeste), mantiene una "constante fumarola de color blanco" y columnas de ceniza que se desplazan del oeste al suroeste.

Esta mañana también se reportó la caída de finas partículas de ceniza en comunidades aledañas, como Panimaché I y II, Morelia, Santa Sofía, El Porvenir y Sangre de Cristo, entre otras.

Durante la noche, las autoridades de socorro dijeron que es posible observar "incandescencia", producto de las explosiones que registra.

Estos pulsos incandescentes ocurren entre los 100 a 150 metros de altura sobre el cráter, lo cual genera avalanchas débiles hacia las barrancas Santa Teresa, Trinidad y Las Lajas -sectores ubicados al sur del edificio volcánico-.

La estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres mantiene la vigilancia en los departamentos cercanos, en Chimaltenango, Sacatepéquez y Escuintla.

En febrero, el volcán de Fuego registró una potente erupción que obligó a las autoridades a cerrar el aeropuerto en la capital por la lluvia de cenizas.

El volcán de Fuego es uno de los 33 colosos de Guatemala, y junto con Santiaguito y Pacaya, se mantiene en constante actividad