REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La lava del volcán Kilauea, que lleva tres semanas devastando la isla de Hawái, ha dejado a su paso 82 edificios destruidos, entre ellos 41 viviendas.