Suicidio (Archivo)

MÉXICO.-Cerca  de 65 mil personas se quitan la vida cada año en la región de las Américas – más de siete cada hora-, según un informe presentado este jueves por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe “Mortalidad por suicidio en las Américas” se basa en los datos de 48 países y territorios de la región, y muestra que el suicidio es un problema de salud relevante y una de las principales causas de muerte prevenible en el continente.

“Hay muchos aspectos del suicidio que lo hacen especialmente trágico: el grave sufrimiento emocional de quien se quita la vida; los sentimientos de pérdida, abandono o culpa de los familiares y amigos que quedan atrás; y es tan permanente y muchas veces por problemas que se pueden solucionar”, dijo la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne. “Sin embargo, en gran medida el suicidio se puede prevenir. Distintas investigaciones han mostrado que reducir el acceso a los medios más comunes, como armas, pesticidas y ciertos medicamentos, ayudan a disminuir la cantidad de suicidios”, añadió.

Considerada como región, las Américas tiene una tasa de suicidio (7.3 por cada 100 mil habitantes)  menor que el promedio mundial (11.4 por 100 mil ) e inferior a la de otras regiones. Dentro de las Américas, sin embargo, las tasas varían de forma significativa entre los países, así como según la edad y el género. Las tasas de suicidio son mayores en América del Norte y en el Caribe no hispano, así como también son mayores para los hombres que para las mujeres y más altas entre las personas de más de 70 años.